Nosotros

Historia


Reseña Histórica.

 

En 1921 se creó la Secretaría de Educación Pública (SEP) con su primer titular.  Lic. José Vasconcelos, quien emprendió nuevamente el proyecto de la educación nacional, abriendo escuelas técnicas y agrícolas a lo largo del territorio nacional, un gran impulso a la educación. Se logró recuperar el artículo tercero constitucional y posicionar a la educación en su verdadero papel y función social, visualizando la necesidad del compromiso de la nación por la investigación: científica y tecnológica.

 

Para 1948, se creó el Sistema Nacional de Institutos Tecnológicos con un objetivo de formar profesionistas con la más alta calidad y competitividad en el ámbito científico y tecnológico como reflejo del desarrollo de nuestro país.

 

En 1973, la Secretaría de Educación Pública, a través de la Subsecretaría de Educación Media, Técnica y Superior, creó la Dirección General de Educación Tecnológica Pesquera, con la finalidad de organizar, dirigir, administrar, desarrollar y supervisar el sistema federal de educación tecnológica pesquera de 105 niveles de educación básica, media superior y superior. Ese mismo año, se construyeron treinta Tecnológicos Pesqueros dentro del nivel básico, ubicadas en regiones cercanas al Lago de Pátzcuaro y Chapala y se cambió el nombre de Dirección General de Educación Tecnológica Pesquera a Dirección General de Educación en Ciencia y Tecnología del Mar.

 

Para 1975, se crearon cinco Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos del Mar (CECyTM) que se distribuyeron en Guaymas, Sonora; La Paz, B.C.S.; Salina Cruz, Oax.; Campeche, Camp. y en Alvarado, Ver.

En el año de 1976, se creó uno ubicado en La Cruz de Huanacaxtle, Nay.; en 1977 otro en Veracruz, Ver., y uno más en 1979 localizado en Mazatlán, Sin.

 

Debido a la alta demanda de Educación Superior, la Dirección General de Ciencia y Tecnología del Mar, tuvo la necesidad de incorporar al Instituto Tecnológico de Pesca que más tarde cambiaría su nombre a Instituto de Estudios Superiores en Ciencia y Tecnología del Mar (IESCyTM), en Veracruz; para 1982 estrenaría instalaciones en Mazatlán, Sin., al tiempo que se conocería como Instituto Tecnológico del Mar (ITMAR).

 

En 1978, la Dirección General de Ciencia y Tecnología del Mar (DGCyTM), ya no sería responsable de la coordinación de secundarias pesqueras, quedando así únicamente cargo de los niveles medio superior y superior.

 

Para 1980, se crearon cuatro planteles de nivel medio superior ubicados en Tamaulipas, Tam.; Chetumal, Q. Roo.; Ensenada, B.C. y Manzanillo, Col. y en 1981 se les sumarían Topolobampo, Sin.; Puerto Peñasco, Son.; Coatzacoalcos, Ver.; Lázaro Cárdenas, Mich.; Yucalpeten, Yuc.; Acapulco, Gro.; así como, Frontera, Tab.

 

El 23 de febrero de 1982, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, la modificación artículo 14 del Reglamento Interior de la Secretaría de Educación Pública, en el que se asignó a la DGCyTM, nuevas atribuciones, al tiempo que surgirían nuevos planteles en Tuxpan, Ver.; Guerrero Negro, B.C.S.; Yavaros, Son.; Teacapán, Sin.; Puerto Madero, Chis.; en 1983, Puerto Vicente, Gro. y San Blas, Nay.; en 1984, Altata, Sin. y Cd. del Carmen, Camp.; en 1985, San Carlos, B.C.S y en 1986, Cabo San Lucas, B.C.S.

 

Durante 1984, se crearon Centros de Estudios Tecnológicos de Aguas Continentales (CETAC), para dar cobertura de educación media superior en zonas alejadas del litoral, Jocotepec, Jal.; Tezontepec de Aldama, Hgo. (1987); también se dio paso al ITMAR en Guaymas, Son. y Campeche en 1988.

 

DGETA.

 

El 17 de marzo de 1989, la DGTA asumió funciones de la DGCyTM y se convirtió en Dirección General de Educación Agropecuaria y del Mar (DGETAM), sin embargo, esto no duró mucho y en 1990 se separaron dando lugar a la Unidad de Educación en Ciencia y Tecnología del Mar.

 

Para el año 2000, la SHCP y la Contraloría y Desarrollo Administrativo, resolvieron la re nivelación de la UECyTM con la denominación de Dirección General de Educación en Ciencia y Tecnología del Mar (DGECyTM) e incorporándose al Reglamento Interior de la SEP, de acuerdo al art. 34 bis, con las atribuciones como Dirección General adscrita a la Subsecretaría de Educación e Investigación Tecnológica (SEIT), misma que se encargaría de administrar la educación tecnológica en los niveles medio superior y superior.

 

En enero de 2005, la Subsecretaría de Educación e Investigación Tecnológica (SEIT) se convirtió en la Subsecretaría de Educación Media Superior (SEMS), asimismo, se creó la Subsecretaría de Educación Superior (SES) para atender a los planteles de educación superior que hasta ese momento operaba la Dirección General de Educación en Ciencia y Tecnología del Mar, por lo cual, la DGECyTM ahora sólo se responsabilizaría de la formación de tipo medio superior.

 

Por acuerdo del presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Lic. Luis Echeverría Álvarez, el 24 de agosto de 1971 crea la DGETA. Para su creación se fusionaron la Subdirección de Escuelas Técnicas Agropecuarias y parte de la Dirección de Desarrollo de la Comunidad Rural, misma a la que pertenecían los Centros de Capacitación para el Trabajo Agropecuario y las Brigadas de Promoción Agrícola (hoy llamadas Brigadas de Educación para el Desarrollo Rural), pero no fue, sino hasta 1978, cuando dichas Brigadas se incorporaron a la DGETA.

 

Por decreto del Lic. José López Portillo, en 1978, se creó la Dirección General de Educación Secundaria Técnica, a la que se incorporaron las Escuelas Técnicas Agropecuarias (ETA) de nivel secundaria, esta reestructuración da pie a la etapa de incorporación del Sistema de Educación Tecnológica Agropecuaria.

 

En 1993, con el programa de reordenación de los servicios educativos de la Secretaría de Educación e Investigación Tecnológicas (SEIT), se transforman los Centros de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CETA) en Centros de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA) y los (CETF) en Centros de Bachillerato Tecnológico Forestal (CBTF).

 

De 1996 a 1998, se generaron planteles de educación media superior, tecnológica agropecuaria en Baja California, Sonora y Tabasco.

 

Además de los servicios educativos que ofertan los planteles, brigadas y unidades de capacitación para el desarrollo social rural, se atiende a productores, mujeres y jóvenes del campo, con capacitación para el trabajo, con tres programas de capacitación y educación no formal: capacitación para desempleados y capacitación basada en normas de competencia laboral, éste último, con metodología desarrollada en 1995 por un grupo nacional de profesores y técnicos de la DGETA, adecuada y validada para capacitar en especialidades orientadas al sector agropecuario.  También, en 1997, la DGETA amplía su cobertura e impulsa y fortalece la educación en el nivel medio superior, a través, de una opción educativa para que jóvenes y adultos del medio rural realicen sus estudios de bachillerato en modalidad no escolarizada, al establecer el Sistema Abierto de Educación Tecnológica Agropecuaria (SAETA).

 

Se crea en el año 2000, el Instituto Tecnológico Agropecuario de Tlajomulco de Zúñiga, Jal.; en el que se imparte la Maestría en Ciencias y el primer doctorado en el área Agrobiotecnología, éste último, con dos modalidades optativas: Directa terminando la Licenciatura y Tradicional como continuación de la maestría. A partir del año 2005, la DGETA puso en marcha un nuevo programa de posgrado, la Maestría en Ciencias en Desarrollo Forestal Sustentable, en el Instituto Tecnológico Forestal de Pueblo Nuevo, el Salto, Dgo. Asimismo, se realizó un proceso de reestructura de la SEP, donde como resultado de la transferencia del nivel superior, los 21 Institutos Tecnológicos Agropecuarios pasan a la Dirección General de Educación Superior Tecnológica, publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 21 de enero de ese año y en el Reglamento Interior de la SEP.

 

 

A lo largo de 41 años, la DGETA, se ha confirmado como un sistema integral de servicios educativos para el sector rural, en la que su estructura orgánica ha sufrido adecuaciones debido mayormente a los impactos de la racionalización del Gobierno Federal, que han dado como resultado una serie de estructuras limitadas o con funciones paralelas, que no satisfacen de manera adecuada ni oportuna, las demandas de los servicios educativos, acorde a las necesidades de la sociedad.